En un nivel básico, la fuerza laboral conectada se trata de la comunicación (en línea) de los colaboradores por medio de todo tipo de herramientas, apostando por el trabajo remoto y la accesibilidad de los documentos, aplicaciones y sistemas de la compañía. Sin embargo, a un nivel más avanzado, la fuerza laboral conectada es algo más que simples aspectos prácticos.

En un lenguaje común, se podría decir que la fuerza laboral conectada se trata de un grupo de trabajadores (en su sentido más amplio), que utiliza tecnologías del siglo XXI como SMAC (Social, Mobile, Analytics y Cloud) como sus componentes básicos para crear y compartir valiosas e innovadoras ideas.

SU IMPORTANCIA

Al final del día, todas las organizaciones tienen el mismo objetivo: maximizar los beneficios. Logran este objetivo mediante la optimización de los sistemas y procesos, así como el rendimiento de su equipo.

En ese sentido, una fuerza de trabajo bien conectada, que funcione y que sepa utilizar la tecnología más innovadora, será crucial para alcanzar el éxito.

Ese éxito será doble pues, por un lado, la fuerza de trabajo utilizará la tecnología para facilitar su vida laboral. Piense en la creación de salas de reuniones virtuales que les permitan «reunirse» sin importar dónde se encuentren. O en algún software que automatice aquellas tareas tediosas que requieran de mucho tiempo, como la entrada manual de datos.

Estas herramientas tecnológicas relativamente simples tienen un gran impacto en la felicidad y el compromiso de los colaboradores; y esto nos lleva al segundo punto, tiene un impacto positivo en las ideas que surgirán, en las ganas de trabajar y, finalmente, en los resultados comerciales.

Concluyendo, esto significa, entre otras cosas: conectividad constante, funcionalidades móviles, una experiencia personalizable y de alguna manera “un poco de diversión”.

Con la llegada de SMAC, se ha abierto el camino hacia una fuerza laboral verdaderamente conectada.

Es indiscutible, la tecnología nos conecta en todo… ¿Qué haríamos sin ella?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *