LA CONCILIACIÓN DE CUENTAS

Es un proceso de control entre los registros conciliables de su empresa y los movimientos de contrapartida. Llevar un control así te ayudará a descubrir y corregir errores en sus registros de movimientos.

El servicio consiste en conciliar los movimientos de su entidad con la sistematicidad requerida.

Un ejemplo particular, es la conciliación bancaria, es un proceso importantísimo para cualquier empresa.
CIDESA provee el servicio de conciliación de cuentas Bancos del País a los bancos de plaza. El servicio consiste en conciliar los movimientos interbancarios diarios, mensuales y trimestrales, sean éstos operaciones de ATM en moneda local y extranjera, y las denominadas cobranzas recibidas en dólares.

La conciliación bancaria es importante:
Para evitar errores. Y sorpresas poco gratas: imagina que en tu cuenta bancaria aparece un gasto que te han cargado por error.

Para comprobar transacciones. Es un clásico la del recibo o factura que se ha perdido y que no hemos contabilizado y, el extracto bancario nos recuerda que tal transacción sí existió y que más te vale contabilizarla.

Para controlar mejor el rendimiento de tu empresa. La conciliación bancaria te permite una panorámica perfecta para entender la evolución y estado de tus ingresos y gastos. Esto te orientará mejor en tu acción empresarial.